Saltear al contenido principal
(55) 5757 0958 contacto@idp-mexico.org

VOLVAMOS A ENCONTRAR EL LIBRO

«VOLVAMOS A ENCONTRAR EL LIBRO«

OB. ESEQUIEL RODRÍGUEZ GARADA PRESBITERO ÁREA NORTE

Publicado en el Suplemento IDP México. Bimestre  marzo – abril, 2021.

Los creyentes de estos tiempos modernos, debemos de mostrar un interés muy especial por conocer la palabra de Dios, nos fue dejada para nuestro crecimiento espiritual; los quehaceres diarios de la vida, nos han alejado poco a poco del contacto con las sagradas escrituras; Las familias cristianas hemos abandonado el libro de Dios y estamos experimentado con ello, una vida cristiana alejada de la voluntad de Dios. “Lamentablemente, debido a su costo práctico, no leemos las Escrituras como debiéramos, no meditamos como Dios lo manda”

Nuestras escuelas dominicales, se han dejado de realizar con regularidad por motivos desconocidos, o simplemente porque a nadie le interesa; los programas de estudios bíblicos, se han hecho innecesarios para muchas congregaciones, porque ya no son relevantes. Ante este tipo de pensamiento, debemos de considerar que la ignorancia bíblica nos puede llevar a un gran conflicto doctrinal y espiritual.

“Esa ignorancia de los mandamientos divinos es muy seria y origina problemas en nosotros y de nosotros con el Señor. La lectura constante y sistemática nos instruye en los senderos cristianos y nos abre el camino hacia la comunicación concreta del evangelio”.

La historia que deseo compartir con ustedes, lleva el anhelo de motivarles a analizar nuestra vida como creyente, mirarnos introspectivamente y corregir lo que consideremos que no es propio de un hijo de Dios.  En el segundo libro de los reyes, encontramos una historia que tiene mucha similitud con lo que esta sucediendo en nuestros tiempos modernos.

El rey Josías fue un personaje que comenzó a reinar desde muy temprana edad, a los ocho años, sin embargo, la parte esencial de su vida que queremos considerar en esta ocasión, es cuando llego a la edad de diez y ocho años.       

El comentarista ubica la fecha histórica de Josías en los años 640 al 609 A.C.

“El reinado de Josías, “a quien Dios sana”, se ubica aproximadamente entre los años 640 y 609 a de J.C. Comenzó a reinar a la edad de ocho años, después que su padre Amón fue asesinado”

En el segundo libro de los reyes encontramos lo siguiente: “2 reyes 22:8Entonces dijo el sumo sacerdote Hilcías al escriba Safán: He hallado el libro de la ley en la casa de Jehová. E Hilcías dio el libro a Safán, y lo leyó. 9Viniendo luego el escriba Safán al rey, dio cuenta al rey y dijo: Tus siervos han recogido el dinero que se halló en el templo, y lo han entregado en poder de los que hacen la obra, que tienen a su cargo el arreglo de la casa de Jehová. 10Asimismo el escriba Safán declaró al rey, diciendo: El sacerdote Hilcías me ha dado un libro. Y lo leyó Safán delante del rey.”

El rey había comisionado al sacerdote Hilcías para que hicieran las reparaciones necesarias en la casa de Dios, el templo de Jerusalén; en el cumplimiento de su labor, el sumo sacerdote encuentra el libro de la ley de Dios y se lo hace saber al escriba Safan.       El escriba le lleva el libro al rey Josías y lo empieza a leer delante de el, inmediatamente después de escuchar las palabras de aquel libro, el rey tuvo una reacción, empezó a tomar acciones que llevaron a Judá a una reforma espiritual.

  Los habitantes de Judá, el reino del sur, habían vivido por mucho tiempo sin tener conocimiento de la voluntad del Dios, habían olvidado la practica de leer la Torah en el tiempo señalado por la ley misma.  Habían vivido una vida religiosa mezclando la adoración a Jehová su Dios y al mismo tiempo la adoración a los Baales.      Tenían un ministerio sacerdotal mezclado entre los sacerdotes de Jehová y sacerdotes de Baal, había utensilios para el servicio a Jehová y utensilios que se usaban para la adoración de los demás dioses.            Dentro del mismo templo de Jerusalén había lugares dedicados para la adoración a Jehová y otros para la adoración de la diosa Asera.  Algunos comentaristas hacen la siguiente mención:

“Se trataba de funcionarios del culto que practicaban la magia mímica en relación con el culto de la fertilidad. Los tejidos hechos por las mujeres se usaban para cortinas para dividir los ritos obscenos, o para túnicas para los sacerdotes de Asera, o para cubrir las imágenes”

     El encontrar el libro en el templo, llevo a Josías y a su pueblo a volver a su Dios, aunque Josías amaba a Jehová, había practicas que los moradores de Judá estaban realizando contrarias a la voluntad de Dios. Al leer el libro pudieron entender mejor la voluntad de Dios, el conocimiento de la voluntad de Dios llevo a Josías a iniciar una reforma en todo Judá; termino con los sacerdotes dedicados a los ídolos, quemo los mismos ídolos que eran objeto de adoración y los convirtió en cenizas, limpio las instalaciones del templo quitando toda clase de imagen idolátrica.

“Sacerdotes eunucos y prostitutas, que participaban en los cultos idolátricos, fueron condenados a muerte”

 Instituyo un sacerdocio exclusivo para Jehová y mucho mas que eso, profano los lugares altos donde se adoraban los dioses.

“ y eliminó los puestos sacerdotales nombrados por otros reyes para rendir culto a Baal, a Asera, al sol, a la luna, a los planetas y a los astros. La imagen de madera de Asera representaba una madre diosa cananea que era la compañera de Baal”.

Los creyentes hoy, necesitamos volver a encontrar el libro que se nos ha extraviado, volver a meditar en el diariamente y poner por obra sus mandamientos.      Los ministros debemos de volver  a encontrar ese libro sagrado, para que nuestras congregaciones vuelvan a escuchar palabra del Dios de los cielos.        Si no logramos descubrir el libro y traerlo a nuestros hogares, estamos en peligro que nuestras familias y congregaciones no conozcan como enfrentar las ideologías que están cimbrando al cristianismo a nivel mundial, si no enseñamos nuestra postura bíblica en relación al genero del hombre y la mujer, la nueva ideología si esta dispuesta a enseñar en todos los ámbitos y maneras posibles.      Juan Varela pregunta y responde  en su libro Origen y desarrollo de la ideología de género, fundamentos teológicos del matrimonio y la familia

“¿Cuáles son los orígenes de la ideología de género? En síntesis diríamos que la ideología de género, y su base central de pensamiento que es el marxismo cultural, persigue conseguir 4 objetivos generales:

• Liberar al ser humano de las limitaciones de su biología

• Conseguir la desaparición de la familia natural y su sistema opresor

• Abolir la cultura judeocristiana, su ética y sus valores obsoletos

 • Imponer la sociedad igualitaria en el nuevo orden mundial”

     Este tipo de pensamientos contrarios a la voluntad de Dios, están menoscabando la mente y el corazón de muchos creyentes, de algunos de nuestros jóvenes y niños que no han tenido el conocimiento de las verdades, que solo se encuentran en la biblia.     Me atemoriza el solo pensar que nuestras escuelas dominicales no estemos enseñando el libro sagrado, y las corrientes ideológicas nos arrebaten a los pocos creyentes, que desean vivir una vida bajo las normas bíblicas;  Harvie M. Conn dice lo siguiente en su libro de teología contemporánea:

 “ En la situación pos-cristina que caracteriza al mundo occidental muchos están rápidamente abandonando las ideas éticas tradicionales del cristianismo”

     Es necesario que dentro de nuestras congregaciones volvamos a llevar nuestras biblias para ser enseñadas y memorizadas como en el pasado; la palabra de Dios debe de oírse como el sonido de una gran campana, que se escucha a la distancia con suma claridad. Nuestros maestros de escuelas bíblicas, deben de volver a amar ese libro de la ley de Dios como lo mas sagrado, de tal manera que inspiren a otros a desear servir a Dios.            

Al igual que Josías, empecemos a realizar una reforma en nuestra vida espiritual, en la de nuestras familias y congregaciones.     Volvamos a leer y poner en practica la voluntad de Dios, solo eso hará posible que este mundo mire una iglesia que piensa y cree diferente, una iglesia que estudia el libro y vive bajo el libro.

 

 

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba
Buscar
IDP México